En Mi Trampolín hemos charlado con la actriz Beatriz Rico sobre su nueva andadura en el mundo de la literatura.

Presenta su primer libro “De miss a más sin pasar por Albacete”. Una novela que surgió sin planificarlo, en pleno confinamiento y que se convirtió en su mejor medicina para poder sobrellevar la situación que se estaba viviendo.

Una novela no autobiográfica pero con alguna vivencia personal, que no nos quiere decir porque le da mucha vergüenza y porque cree que es divertido el juego de que el lector no lo sepa todo y juegue a adivinar que vivencias son verdad o no, conoceremos la vida y el mundo de Rita.

MI TRAMPOLÍN: ¿Cómo surgió la idea de escribir “De miss a más sin pasar por Albacete”?

BEATRIZ: En Instagram siempre escribo unos textos largos con mucho sentido del humor. Pero con la llegada del confinamiento de mayo y abril dejé de escribir porque me sentía triste. De repente empecé a recibir mensajes de mis seguidores por Instagram preguntándome por qué ya no escribía. A esto se le une que mi marido y mi querido amigo Jean Paul, llevaban mucho tiempo diciéndome que escribiera, pero me costaba ponerme porque soy un poco vaga.

Hasta que un día miré de reojo la libreta y el boli que mi marido me dejó encima de la mesa, y sin tener una idea concreta sobre lo que escribir, empezaron a salir un montón de cosas y cuando me di cuenta habían pasado 2 horas, tenía la mano dormida, el boli sin tinta y había puesto fin al primer capítulo. Así nació. Nació de la nada, porque yo no tenía pensado qué era lo que quería contar, empecé a escribir y fue surgiendo.

MI TRAMPOLÍN: ¿Se podría decir que la situación te ayudó?

BEATRIZ: Me ayudó porque fue como que se retroalimentó, la situación que era tan mala me ayudó porque dije voy a ponerme a hacer algo ya por mí, por salir de este agujero tan oscuro de miedo y de tristeza en el que estoy metida. Y la escritura me ayudó a superar la situación porque eran unas horas del día que yo estaba fuera de lo que era el mundo de la pandemia. Estaba dentro del mundo de Rita. Era el mejor antidepresivo que podía tomar. Cada vez que terminaba de escribir sentía felicidad. Además del subidón estaba todo el día obsesionada con la trama y los personajes para ver qué escribiría al día siguiente. Por eso para mí fue la mejor medicina durante el confinamiento.

 

MI TRAMPOLÍN: ¿Cuánto hay en Rita de Beatriz Rico?

BEATRIZ: Hay mucho, siempre se dice que la primera novela es autobiográfica, pero esta no lo es. Sin embargo, hay mucho de biografía porque es normal que la primera vez que te pones a escribir vuelques tus vivencias y tus recuerdos. Por ejemplo, los pensamientos de Rita son muy caóticos y son muy míos, luego hay cosas que he visto, que me han contado, que me he inventado y que me han sucedido a mí.

“Rompí las barreras de mi mente”

MI TRAMPOLÍN: ¿Estaba en tu lista de cosas que hacer escribir un libro?

BEATRIZ: No estaba en mi lista de cosas, pero sí que me lo habían profetizado. Con 19 años mi primer novio que tuve en Asturias, Eloy, me decía con mucha seguridad que iba a terminar como escritora. Hace unos pocos años nos encontramos en Madrid. Me dijo que tenía guardadas todas las cartas que le enviaba cuando me vine a estudiar arte dramático a Madrid en la que le contaba las cosas que me estaban pasando. Y me insistió de nuevo que acabaría como escritora. Yo le di vueltas y no lo descarté porque me gusta mucho escribir y por eso en Instagram escribo textos muy largos y me divierto, pero escribir un libro me parecía algo como larguísimo e imposible. Rompí las barreras de mi mente y en cuanto me puse se escribió con mucha facilidad, mucha rapidez y felicidad.

MI TRAMPOLÍN: En redes sociales compartes tus ideas y pensamientos sobre lo que pasa en la actualidad, en cambio hay muchos personajes público que no lo hacen. ¿Crees que es necesario que se quite ese tabú a dar opiniones sobre ciertos temas? En tu caso, ¿te ha supuesto algún problema?

BEATRIZ: En mi caso que yo sepa no. Llevo muchos años haciendo teatro y sigo trabajando en ayuntamientos de todos los colores. Creo que todo está en cómo lo dices. Jamás me he posicionado públicamente por un color político ni por unas siglas. Si es cierto que mi modo de pensar está más cerca de lo que algunos con desprecio dicen progres, pero nunca he dicho a quién voto. Yo por lo que alzo la voz son por las injusticias vengan de donde vengan, quizá porque desde siempre tuve una gran conciencia social. A mí la política me interesa lo justo para que se haga justicia con el que lo necesita y las cosas funcionen, pero yo no soy forofa de nadie. Todo lo que hago y lo que digo es con educación. Entonces yo creo que mientras hables con educación, con respeto y sin faltar a nadie todo se digiere bien.

El lado más humano de Beatriz Rico

MI TRAMPOLÍN: En el libro aparece el tema del voluntariado, y tú colaboras en diversas causas, ¿qué te motivó a dar el paso de ayudar a los demás?

BEATRIZ: A mí la vida me ha dado tanto que lo mínimo que puedo hacer es devolverle un poquito de lo que me dio. Un día, no me digas porqué, me di cuenta que estamos aquí para ayudarnos entre nosotros y creo que ese es un poco el sentido de la vida, el que nos ayudemos unos a otros o estamos perdidos. Fue entonces cuando me di cuenta que no quería que mi profesión sirviera solo para mirarme el ombligo y para ganar dinero. Yo antes no me sentía completa, y necesitaba algo más, en cambio ahora sí que siento que pinto algo importante en el mundo.

MI TRAMPOLÍN: Formas parte de la banda de rock Rico and Roll. ¿Cómo surgió la iniciativa de montar una banda y por qué de música rock?

BEATRIZ: El rock era una cuenta pendiente que tenía desde siempre. Cuando era pequeña me ponía delante del espejo con el bote de Nelly de mi madre como si fuera un micrófono y hacia playbacks de Bonnie Tyler. Siempre he tenido una espina clavada en el rock, y me la fui quitando cuando iba a ver a amigos que tenían bandas de rock y de vez en cuando me decían que me subiera al escenario a hacer un tema con ellos.

Yo tuve perjuicios conmigo misma, porque como era actriz me daba miedo intentar meterme en la música y que me dijeran que quería hacerlo todo. Perjuicios que luego la vida me demostró que era míos, de nadie más. Pero la vida es muy sabia y te da las cosas cuando ya sabe que es el momento y no cuando tú las pides y se ve que me había llegado el momento.

Todo surgió en un festival de rock al que acudí como espectadora. Allí conocí a un chico de una banda con el que empecé a hablar y una semana más tarde estábamos metidos en el estudio haciendo pruebas. No busco prestigio, lo que busco es pasármelo bien y disfrutarlo.

 

MI TRAMPOLÍN: Echando la vista atrás de trabajos pasados hay uno por el que te recuerda mucha gente y es tu paso por UPA Dance, ¿qué recuerdo guardas de tu paso por esta serie y de tu personaje Diana?

BEATRIZ: De la serie solo puedo decir cosas buenas. Guardo el mejor de los recuerdos, porque ya de entrada trabajar en una serie con la rapidez que tienes que trabajar es una escuela. Allí hice grandes amigos y además, fue una serie que me abrió muchas puertas. UPA Dance fue en su momento la serie más vendida a otros países de la historia, y para mi es una alegría decir que participé en una serie que marcó un antes y un después y que marcó a una generación.

En cuanto a mi personaje Diana, le tenía un poco de manía, porque como era mala de cara a la gente Diana caía mal y la gente me decía cosas que no me gustaban porque no se daban cuenta de que quien era así no era yo, era el personaje. Aunque me hubiera gustado que cayera mejor, le cogí cariño.

 

MI TRAMPOLÍN: Se escucharon rumores de un regreso de UPA Dance. Si te propusieran participar ¿cuál sería tu respuesta?

BEATRIZ: La respuesta seria que sí, me haría una ilusión tremenda rencontrarme y rodar con todos mis compañeros. Pero no sé si esto surgió de una inocentada de Beatriz Luengo y Toni Acosta el 28 de diciembre, porque yo no he oído nada.

MI TRAMPOLÍN: Mencionas que te costó ponerte a escribir pero una vez puesta fue todo fluido. ¿Hacer este libro te ha dado la motivación de seguir escribiendo?

BEATRIZ: Sí, de hecho quiero y tengo más cosas en la cabeza y quien sabe igual hasta tengo algo ya escrito. Pero yo siempre intento ir con prudencia para no llevarme luego el disgusto. Seguiré escribiendo si este libro gusta y si se vende. La decisión está en manos de los lectores, si me permiten seguir en el mundo de la literatura seguiré escribiendo, sino no, pero quiero seguir porque he descubierto un filón para mi felicidad.

Preguntas exprés

Este encuentro dio para mucho y pudimos hacerle una ronda rápida de preguntas desenfadadas.

MI TRAMPOLÍN: En tu libro hay una frase que dice “no necesito amor necesito un metabolismo rápido, y ¿tu?” Para ti ¿cuál es esa comida con la que pecas olvidándote de todo lo que tiene que ver con el físico y el metabolismo.

BEATRIZ: Con la pasta en todas sus variantes, a mí la pasta me pierde.

MI TRAMPOLÍN: ¿Comedia o drama?

BEATRIZ: Comedrama. Cuando hago comedias soy muy feliz haciendo reír a la gente, pero esa energía del silencio y tensión que te manda la gente cuando hago drama, para un actor es oro. Entonces es como tener que elegir entre dos hijos, es muy difícil.

MI TRAMPOLÍN: Si fueras un emoticono de WhatsApp, ¿cuál serías?

BEATRIZ: El de los corazones en los ojos. He aprendido desde hace tiempo a mirarlo todo con amor incluso a la gente que no me trata bien, y te cambia la vida.

MI TRAMPOLÍN: ¿Cine, televisión o teatro?

BEATRIZ: Soy un poco chaquetera, según lo que esté haciendo en ese momento. Eso es lo que se llama vocación, pongas donde te pongas si estás haciendo lo que te gusta, en ese momento es lo mejor del mundo.

MI TRAMPOLÍN: ¿Qué preferirías ser muy buena en algo que no te gusta o ser muy mala en algo que te encanta?

BEATRIZ: Ser muy mala en algo que me encanta y que me permitieran hacerlo, porque si soy muy mala pero me encanta puedo mejorar.

MI TRAMPOLÍN: ¿Cuál es la primera palabra que se te viene a la mente si te digo Rita?

BEATRIZ: Caos.

Beatriz Rico en el  programa “Con la piel de gallina”.

Además de esta charla, Beatriz Rico tuvo tiempo de pasarse a divertirse a nuestro programa de televisión CON LA PIEL DE GALLINA presentado por Bárbara Caffarel y Jorge Castaño. Podéis ver ya la divertida entrevista que le hicieron en el canal Déjate TV.

 

 

Mari Carmen Sánchez Frontón

El equipo de www.mitrampolin.com

#Yoestoyenmitrampolin

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies